UN AUTOBRONCEADOR QUIEROOOO

  1.  → 
  2. Dermofarmacia
  3.  → UN AUTOBRONCEADOR QUIEROOOO

Salgo a la ventana y me pongo a tararear aquella canción de Los Refrescos “al llegar agosto ¡vaya, vaya!, aquí no hay playa”.

Hoy  la entrada se la dedico a los autobronceadores  en general (cremas, toallitas autbronceadoras …). Por el tiempo y porque más de una ya se ha acercado a la farmacia en busca del maravilloso autobronceador.  ¿Las razones? No faltan:  está desapareciendo tu moreno y no ves el final del túnel al ver las previsiones del tiempo,  tienes un evento en el que quieres deslumbrar o simplemente, te gusta lucir moreno sin tener que tomar el sol para ello.

Aquí os dejos las principales claves de estos productos:

¿Qué es un autobronceador?
Son productos cosméticos que una vez aplicados en la piel la “tiñen” dándole un color bronceado. No hace falta tomar el sol para que «salga» el moreno. NO son perjudiciales (algunas lo compran con recelo). Se ha mejorado mucho, en cosmeticidad y también en la  seguridad de los autobronceadores.

¿Cómo funcionan?
En su composición contienen Dihidroxiacetona (DHA) , una molécula natural derivada de la caña de azúcar que en contacto con las células muertas se oxida y les da el color que buscamos. El bronceado artificial se obtiene de forma progresiva y es pasajero; dura el tiempo que necesitan las coloreadas células superficiales en desaparecer siguiendo su curso natural de renovación. Por ello, se recomienda reaplicar el producto cada 2-3 días o aplicarlo en días alternos.

NO PROTEGEN DEL SOL: el bronceado es artificial. El autobronceador no estimula la formación natural de melanina ( pigmento que producen los melanocitos de la piel y cuya función principal es la de protegernos de los rayos del sol) . Así que ojo con las radiaciones solares y no os confiéis, todavía es agosto.

Para que el resultado sea todo un éxito:

– Exfoliar la piel antes de utilizar el autobronceador.
– Evitar aplicar mucho producto en zonas más propensas a colorearse como los codos, palmas de la mano y rodillas. Si no se distribuye bien el producto quedan unas manchas feísimas, como suciedad, y éso no lo queremos.
– Cuidar la hidratación: en general, los autobronceadores resecan la piel bastante, sobre todo las toallitas de efecto inmediato.

Un truco para los naive: si es la primera vez que vas a comprar este producto y te da un poco de miedo el color que va coger tu piel ( no quieres parecer el cisne negro de Whitney Houston) puedes mezclar tu leche hidratante habitual con una lehce autobronceadora. Verás que la tonalidad va aumentando progresivamente sin que suba demasiado el tono del moreno.

Dicho esto, que agosto y el mal tiempo no nos quiten el moreno.

Autobronceadores Farmacia Gabilondo 600 x 300

Itxasne Gabilondo Zelaia

Itxasne Gabilondo Zelaia

Licenciada en Farmacia (UPV EHU). Titular de la Farmacia. Formación FIR (Hospital de Galdakao Usansolo) y Atención Primaria (Comarca Bilbao). Responsable y gestora de las redes sociales y sección de Atención al cliente. Encargada del Servicio de Deshabituación. Responsable del Servicio de Medición y Control de la tensión arterial.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.